Get Adobe Flash player

Psicólogos Clínicos Bogotá

 

Dra Frauky Jimenez - Especialista en Psicología Clínica

( Terapia de Pareja, Infidelidad en la Pareja, Sexualidad, Problemas de Comunicación, etc...)

3112098845   -   2103271

Atención en Bogotá Sedes Chapinero y Unicentro 

Fuera de fuera de Bogotá y fuera de Colombia se atiende por Skype cancelando previamente en el link de esta página "Formas de pago", el link está habilitado para recibir tarjeta de crédito, tarjeta débito o en efectivo por la red de Baloto / Efecty

 

¿Qué dificultades pueden ser  tratadas en la Terapia de Pareja?

 

La terapia familiar es útil para los niños, jóvenes, adultos y adultos mayores que sufren una amplia gama de dificultades y circunstancias, incluyendo:

 

  1. Dificultades en las relaciones de parejas
  2. Problemas de salud mental de niños y adolescentes
  3. Problemas de salud mental de adultos
  4. Niños, adolescentes y adultos dificultades de conducta
  5. Temas de crianza
  6. La enfermedad y la discapacidad en la familia
  7. Separación, divorcio y la vida paso a la familia
  8. La anorexia, la bulimia y otros trastornos alimentarios
  9. Acogida, la adopción, el acogimiento por familiares y las necesidades de 'cuidado' los niños
  10. La violencia doméstica y el abuso
  11. La autolesión
  12. Drogas y alcohol mal uso
  13. Los efectos del trauma
  14. Dificultades relacionadas con el envejecimiento y otros cambios del ciclo de vida. 

¿Los terapeutas de pareja sólo trabajan con las familias?

 

No. Ellos pueden ver a los niños y adultos individualmente y / o en los grupos de miembros de la familia. Ellos pueden trabajar con las parejas o con otros grupos y comunidades, y con gente de todo el ciclo de vida, desde los niños hasta los adultos mayores.

Cuando una familia está involucrada con varios organismos diferentes, terapeutas familiares pueden trabajar con la red de profesionales, así como con miembros de la familia para asegurar su entrada es coordinada y servicial.

Algunos terapeutas familiares usan su comprensión de las relaciones de trabajo con organizaciones. Muchos usan sus habilidades en la familia de trabajo sensibles a entrenar y / o supervisar a otros profesionales.

Algunos terapeutas familiares se especializan en trabajar con las personas y las comunidades insuficientemente representadas en los servicios generales, incluidos los clientes LGBT y los de las comunidades étnicas minoritarias.

 

¿Cuánto tiempo tardará?

 

A veces no se necesita mucho para ayudar a las personas liberar sus fortalezas y encontrar formas de avanzar. A veces las dificultades son más complejos y las familias pueden necesitar más tiempo para encontrar soluciones que funcionen para ellos. Su terapeuta de la familia estará encantado de discutir los tiempos y los plazos con usted.

 

 

¿Qué pasa si alguien reacio a ir?

 

A veces, cuando una persona o grupo tengan  muchas ganas de probar la Terapia de Pareja otras personas cercanas a ellos puede ser más reacia. Esto es comprensible. Ir a terapia familiar puede sentirse como un gran paso y algunas personas están más dispuestas a tomar que otras.

Puede ser útil para organizar una reunión inicial con el terapeuta de pareja, para discutir la posibilidad de trabajar juntos y dar a todos la oportunidad de expresar sus preocupaciones y hacer preguntas. Su terapeuta de la familia estará encantado de discutir formas de avanzar con usted. 

 

 

¿Qué pasa si tengo más preguntas?

 

Es probable que usted tenga más preguntas específicas a sus circunstancias. Es posible, por ejemplo, tienen preguntas sobre la confidencialidad de lo que se discute en la terapia; que se podría incluir en las sesiones; más el tiempo, lugar y duración de las reuniones y, en caso, los costos y cargos por citas canceladas sesiones pertinentes. Es posible que desee preguntar acerca de la experiencia y la formación profesional del terapeuta. Estos son asuntos importantes y sus terapeutas de pareja estarán encantados de discutir con usted cuando usted habla o se encuentran.

 

El verdadero objetivo de una relación de pareja

(Artículo de Eduardo Solórzano)

SDP NOTICIAS

viernes 24 oct 2014 08:53

Hace muchos años me encontraba soltero y estaba en búsqueda de una novia, lo comenté con un excelente amigo psicólogo, mucho mayor que yo y con su gran experiencia y sabiduría me hizo una pregunta que al parecer, tenía resuelta en mi cabeza, pero en realidad no, solo tenía una serie de ideas vagas que inclusive muchas contrastaban y que no me permitían desarrollarme al 100% en esa área. Esa pregunta fue… ¿Y tú para qué quieres una novia, o una relación de pareja?

Mi respuesta en ese momento fue totalmente vaga y llena de cosas comunes como: Para salir a tomar una copa, para ir al cine, para ir a fiestas, para ir a comer, para platicar, para que me quiera y yo la quiera, una serie de etcéteras y para hacer el amor, fue mi última respuesta. 

A lo que este buen amigo me respondió: ¿Acaso no puedes ir a tomar una copa con un amigo? ¿O al cine con tu familia? ¿A las fiestas no puedes asistir solo o con tus amigos? ¿Acaso no platicas conmigo o con tus amigos y familiares?

El verdadero objetivo.

En la vida real, los seres humanos realizamos todo con las personas que nos rodean, amigos, familiares, compañeros de trabajo, menos una cosa, “nuestra sexualidad” en realidad una pareja es aparte de todo lo demás, con quien realizamos y llevamos a cabo el acto sexual, y ese es el principal motivo por lo que necesitamos una pareja tanto hombres como mujeres, pero está totalmente desvirtuado el tema desde nuestra formación, porque con inculcan cosas nuestros padres que hacen que perdamos el objetivo real.

Desvirtuando las relaciones y el amor de pareja

A las mujeres es muy común que se les diga desde niñas, que una pareja es para que las cuide, las proteja, las “enamore día con día porque son unas princesas” y en muchas ocasiones prejuiciosamente, se les dice que una pareja es para que las mantenga, por supuesto que al decirles esto el objetivo se inclina, no hacia quien les atraiga sexualmente, sino hacia quien las puede mantener pero no se prospecta ni se les entrena para estar sujetas a las disposiciones económicas de su pareja ya que están insertando una idea que incluye que no trabajarán ni se desarrollarán profesionalmente y estarán al amparo de su esposo y al cuidado de los hijos y hogar.

A los hombres, sobre todo de mi generación, se les inculca que una mujer es para amarlas, cuidarla, respetarla, llevarla a pasear (como si fuera una mascota), y una serie de valores que no dañan pero que no van al objetivo real, porque el amor y respeto y las salidas se las podemos brindar a cualquiera. Pero también existen padres que inculcan a sus hijos que una pareja es para que esté en la casa, lave, planche, cocine y realice las tareas del hogar y eso desvirtúa completamente la relación de pareja.

Los conflictos de pareja

Los conflictos de pareja viene desde nuestros hogares, ahí es donde interpretamos lo que se supone que es una relación de pareja como el noviazgo, el matrimonio, las relaciones  y en donde anteponemos lo aprendido como prejuicios en las interacción de nuestros padres, aunque tengamos padres con relaciones fallidas, sin cariño, ni respeto porque al igual que nosotros, ellos recibieron esta información que ha desvirtuado su objetivo real y claro, se vuelven un infierno las relaciones.

Los factores externos

Si usted observa, en las redes sociales existen miles de páginas y millones de personas que ponen frases como “Si te ama te buscará”, “No sufras por alguien que le da igual tenerte o no”, y un sinfín de expresiones que nos hablan de lo que debería hacer una pareja o lo que deberíamos hacer si estas personas “no” funcionan como nosotros queremos o como socialmente se cree que debe ser. Exactamente igual es lo que sucede cuando nos acercamos a una amiga o amigo para pedir consejo, claro, no deberíamos pedirlo si supiéramos en realidad para qué queremos una pareja, pero ahí va mucha gente y desde su análisis y experiencia son capaces de decirnos cosas como: “Yo que tú, hacia esta cosa u otra cosa” desvirtuando o sacándonos del verdadero objetivo que por supuesto, ellos no lo saben o no lo tienen claro.

¿Qué se obtiene llegando al objetivo?

Si se llega a entender el verdadero objetivo de una relación de pareja y se llevan a cabo las acciones para que esto ocurra, se obtiene algo que muchos llaman “felicidad”, claro compartida con esa otra persona.

Esta se consigue entendiendo que no somos otra cosa, ella no es nuestra madre ni debe funcionar como ella, tampoco es nuestro padre, nuestro hermano,  hermana o nuestro amigo o amiga, es nuestra pareja, a la que besamos, tomamos de la mano y con quien llevamos a cabo nuestra sexualidad y para que eso se dé, hay que tenerle respeto, cariño y disfrutar todo lo que hacemos como comer, ir al cine, salir a bailar, ir a un concierto y todo lo que como seres humanos realizamos, porque este es el preámbulo de nuestra relación de pareja, “no” el objetivo.

Y si sumamos todos esos buenos momentos con nuestras sexualidades, podremos estar más cerca de la felicidad que solo se da “disfrutando” todo lo que hacemos con esa persona.

Pero claro, los dos tendrían que estar de acuerdo y librarse de los prejuicios y objetivos desvirtuados e insertados desde nuestra infancia y por la gente que los rodea.

 

 

 

 

 

 

Boston Group

Síganos en:

Sexología Clínica