Get Adobe Flash player

Twitter

La enfermedad de los celos 

 
 
Los celos son un sentimiento natural que expresa interés y miedo a perder a quien queremos.

Cuando somos nosotros la causa de unos celos racionales por parte de nuestra pareja, nos halagan y confirman su cariño. Pero si estos celos se convierten en enfermedad, ya no expresan el amor ni demuestran interés, pueden llegar a ser una pesadilla.
 
Los celos son un problema que se puede superar, este trastorno, que sumerge a quienes lo padecen en un mar de sospechas y acusaciones infundadas, proviene principalmente de tres problemas:
 
Inmadurez afectiva: Reproduce en la edad adulta patrones infantiles, el comportamiento posesivo y exigente con la pareja es el mismo que muestra un niño hacia su madre cuando nace un hermano.

Complejo de inferioridad: El individuo está convencido de que no merece cariño. 

Pensamiento obsesivo: Las personas celotípicas (trastorno de celos) se obsesionan con el detalle más insignificante y construyen con él todo un argumento de traición, una mirada de su pareja a un amigo es prueba suficiente de infidelidad, pero lo mismo les puede ocurrir en otros ambientes, como el trabajo serían pruebas de un complot en su contra.
 
Cómo acabar con ellos
 
 
Pese a lo difícil que puede resultar vencer este problema, si la persona celosa está decidida a conseguirlo, con ayuda y estos consejos puede lograrlo: 

Analiza el asunto: Habla con tu pareja y convéncete de que el problema no es ella ni sus engaños sino tú misma con tus fantasías y esos celos enfermizos.

Pon freno a tu imaginación: No permitas que cualquier pensamiento infundado te lleve al delirio, córtalo antes y no saques conclusiones precipitadas. 

Sella un pacto: Establece un momento concreto en el día o en la semana para hablar de los detalles que han despertado tus celos, así, evitarás discusiones  a todas horas y muchos reproches se te olvidarán al dejar que se enfríen.

Disfruta de cada momento: Busca actividades para compartir con tu pareja y pasarlo bien en lugar de estropearlos con las sombras que pasan por tu mente. 

Pide ayuda: Los celos pueden arruinar una relación. Si no eres capaz de superarlos, acude a un especialista.

 Frases célebres sobre los celos

  • "El amor es fuerte como la muerte; los celos son crueles como la tumba." Salomón
  • "El enamorado celoso soporta mejor la enfermedad de su amante que su libertad."Marcel Proust
  • "Resulta asombrosa la poca imaginación de los celos, que pasan el tiempo haciendo suposiciones falsas, cuando de lo que se trata es de descubrir la verdad."Marcel Proust
  • "Ella por volverlo a ver corrió a verlo al mirador. Él volvió... con su mujer. Ella se murió de amor."José Martí
  • "Que los celos son traviesos que mitad falta de sesos y mitad inseguridad."Ricardo Arjona
  • " Aquél que no es celoso no está enamorado ".Agustín de Hipona
  • " tu pareja es un tesoro y tienes que cuidarlo con celo, sin confundir con celos asfixiantes" .Robin Clavijo
  • " No juegues un juego que no puedes jugar.Atenas
  • "Yo se que soy pesado y celoso, maníaco del pelo, pero te quiero"Martín Marquesi "El Rey Sol"

 

 

LA LOCURA DE LOS CELOS POR FRAUKY JIMENEZ

 

La locura de los celos

Miércoles, Julio 29, 2015 - 00:00
Frauky Jiménez Mazo
  

Solo por un instante pregúntese si alguna vez ha sentido ese miedo de perder a la persona que ama? El miedo es esa otra cara que tiene el amor, es el temor del amor, el temor a perder lo que tenemos y somos. Nos asusta el amor.

Sin embargo, es maravilloso poder compartir libremente con alguien nuestras emociones y pensamientos, las ideas y los proyectos de vida.

Pero, por otro lado, las personas que padecen de celos sienten en todo momento amenazas en el ambiente donde se desarrolla su pareja, por ejemplo: el trabajo, estudio, familia, amigos de su pareja, hasta la relación social más insignificante es un peligro para el celoso, incluso, tienen temor y desconfianza de las vivencias que tuvieron en el pasado, cuando aún no se conocían.

Por una parte están los celosos obsesivos, ellos son personas inseguras,  que proyectan sus traumas intrapersonales en el ser que los acompaña, y llega el momento en el que les resulta imposible manejar sus emociones, por eso liberan su ansiedad a través de rituales de verificación. Por ejemplo, revisan los mensajes o correos que reciben, confrontan a la pareja cuando notan que mira a alguien más, y también cuando han mencionado a sus parejas anteriores, llaman o visitan a sus parejas solo para verificar que estaban donde dijeron que estarían, es decir, no hay confianza en lo que su pareja les dice o hacen.

Otros celosos le dicen a su pareja cómo deben vestirse, les prohíben maquillarse, alejan a familiares y amigos, el excesivo control alimenta mucho más sus estados de ansiedad, angustia y preocupación. Nunca es suficiente para ellos. Muchos de ellos, en realidad, han sufrido desamor o abandonos en su vida y por eso tienen fobia a que les vuelva a ocurrir.

Además están los celosos delirantes. El celoso está convencido de la culpabilidad de su pareja pero la evidencia es dudosa ante los demás, los celos existen excesivamente y se autorrefuerzan (cualquier detalle puede ser una evidencia de que sus celos son razonables), la persona es excesivamente posesiva.

La persona celosa adopta una actitud de vigilancia y desconfianza, y la persona vigilada adopta actitudes de reserva y resentimiento. Ambos están sufriendo. La dinámica es como muestra el dibujo, el celoso se arrepiente de hacer sufrir a su pareja, pero nuevamente se activan sus celos ante cualquier estímulo, hay agresión, ya sea verbal, física o psicológica, y se repite el círculo pidiendo perdón.

Las personas celosas sí pueden cambiar. Las técnicas de terapia cognitiva conductual se han comprobado que son muy eficaces, acerca del tema puede consultar en www.miterapiadepareja.com.

 

 

 

 

Boston Group