Menú Cerrar

EL ORGAMOS FEMENINO

Si te gustó, compártelo en las redes sociales

Me agarra la cabeza con las manos, me besa bruscamente y vuelve a tirar de mi labio inferior con los dientes. Se retira un poco y siento que algo crece en lo más profundo de mí, como antes. Voy poniéndome tensa a medida que me penetra una y otra vez. Me tiembla el cuerpo, me arqueo. Estoy bañada en sudor. No sabía que sería así… No sabía que la sensación podía ser tan agradable. Mis pensamientos se dispersan… No hay más que sensaciones… Solo él… Solo yo… Ay, por favor… Mi cuerpo se pone rígido. 50 SOMBRAS DE GREY….

El anterior es un párrafo de la famosa novela erótica y trilogía las cincuenta sombras de Grey, de E.L. James, y describe la increíble sensación del orgasmo, el orgasmo femenino se expresa mediante contracciones rítmicas de los músculos y tejidos que rodean la vagina, la estimulación del clítoris actúa como  potente desencadenante orgásmico y ocurren durante el pico de excitación sexual.

Las mujeres pueden tener un orgasmo por alguna fantasía, durante el sueño (orgasmos nocturnos), o por estimulación de otras partes del cuerpo, como los pezones o el punto Grafenberg o más conocido como punto G. Hoy les voy a contar del orgasmo  clitoriano.

El clítoris es una estructura sumamente sensible de los genitales externos de la mujer, cuya única función es procurar el placer sexual.

Algunas mujeres piensan: “casi nunca experimento un  orgasmo con la penetración”. Alcanzan el orgasmo cuando se masturban, pero no durante el coito. Piensan:“qué raro, será normal?”“Porque no puedo tener un orgasmo con solo la penetración?”. Se sorprenden con agrado cuando son informadas  que la mayoría de los orgasmos femeninos es resultado de la estimulación directa o indirecta del clítoris.

El Instituto Kinsey,clínica especializada en sexualidad femenina y masculina realizo estudios en el año 2011 y concluyen que la distancia entre clítoris y vagina podría ser uno de los muchos factores implicados en la frecuencia de orgasmos durante el coito.  Debido a la  distancia entre  la vagina y  el clítoris, no existe un contacto directo entre el pene y el clítoris, aunque en algunas posturas se de cierta fricción de un pubis contra otro, pero que en la mayoría de los casos, es insuficiente para poder disparar el reflejo orgásmico.

La mayoría de los orgasmos femeninos es resultado de la estimulación directa o indirecta del clítoris.

Generalmente una vez que la mujer ha alcanzado el orgasmo, aprende a conseguirlos con facilidad, siendo poco frecuente la perdida de esa habilidad, a no ser que se den otros problemas sexuales o de relación de pareja, trastornos del estado de ánimo o enfermedades médicas, consulta www.miterapiadepareja.com.

Related Posts

Por favor compruebe su conexión a internet.

Abrir chat
Necesitas una cita?
Hola 👋
¿Cómo podemos ayudarte?